Agravan los cargos contra el policía por la muerte de George Floyd y acusan a los otros tres agentes

Las autoridades de Minnesota han agravado los cargos contra el policía que asfixió a George Floyd en Mineápolis la semana pasada, y han presentado una acusación contra los otros tres agentes de policía involucrados en la tragedia.

Derek Chauvin, el policía que apretó con la rodilla sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, enfrentará un cargo por asesinato de segundo grado, que implica que le provocó la muerte de forma intencionada. Hasta ahora, el cargo era de asesinato de tercer grado, que no incluye intención.

Dos de los otros tres agentes sujetaban a Floyd, esposado y contra el suelo, mientras Chauvin le asfixiaba, según se pudo ver en los vídeos que han provocado una oleada de protestas y disturbios violentos en todo EE.UU. durante la última semana. El tercer agente, vigilaba la acción y trataba de que nadie se acercara. Ahora enfrentarán cargos por colaboración y complicidad con un asesinato de segundo grado.

La interposición de cargos contra los tres agentes y la agravación de la acusación a Chauvin ha sido una de las principales reclamaciones en las protestas en la calle.

El fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, anunciará los cargos este miércoles, pero la documentación judicial que los recoge ha sido filtrada a varios medios estadounidenses.