España actualiza las cifras de fallecidos por covid-19 por primera vez en 12 días

El ministerio de Sanidad ha elevado la cifra oficial de fallecidos por coronavirus en España a 28.313 personas. Son 1.177 más de las 27.136 de las que venía informando en los últimos 12 días, en los que mantuvo la cifra congelada mientras se revisaba la serie histórica. Ahora, Sanidad asegura estar ya en condiciones de asignar una fecha de defunción a cada caso y volver a actualizar a diario la cifra de fallecidos, horas antes de que finalice el Estado de Alarma en todo el país en la medianoche del sábado al domingo.

Sanidad mantiene su criterio y sólo incluye en estas cifras los casos confirmados con un test PCR positivo. Siguen quedando fuera de la serie, por tanto, todos los fallecidos sospechosos de haber muerto con coronavirus pero sin test. El exceso de mortalidad que refleja el MoMo durante el período de la pandemia en España se eleva a 44.000 decesos más de los que se esperarían en esas mismas fechas en condiciones normales. Se mantiene por tanto un decalaje de 16.000 personas entre ambas cifras que Sanidad no puede explicar ni asignar específicamente a una causa de muerte.

Así, de los días en los que Sanidad no actualizó el total de fallecidos, ahora se conoce que el 4 de junio murieron en España 33 personas, la cifra más alta de las últimas dos semanas, cuando el informe de aquel día sólo reflejó uno. La tendencia ha ido a la baja desde entonces.

Por tanto, y aunque los fallecidos ya están por debajo de los 10 al día, aún no ha habido ningún día en España con cero fallecidos. Ello pese a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alardeó de esa cifra en una de sus intervenciones en el Congreso para solicitar una prórroga del Estado de Alarma.

El Ejecutivo ha confirmado que se han producido 34 brotes en España en el último mes, nueve de los cuales permanecen activos, aunque el ministro Salvador Illa ha asegurado que están «bajo control». De esos 34 brotes, según ha confirmado Sanidad, nueve están relacionados con mataderos.

Sobre el riesgo de rebrotes con la llegada del turismo, Sanidad ha anunciado que someterá a los turistas a tres controles: un documento de localización que deberán rellenar todos los visitantes, en el que además tendrán que reflejar si han pasado o no por la enfermedad; un control de temperatura; y un control visual. Si alguno de esos tres controles no se supera, ha afirmado Illa, la persona será derivada a un médico y examinada por el sistema sanitario de la Comunidad Autónoma en la que haya aterrizado.