Cero evaluación, vía libre a normalistas; cámara de diputados avalaron las leyes reglamentarias en materia educativa.

La fracción de Morena y sus aliados en San Lázaro impusieron su mayoría y aprobaron la madrugada de ayer las tres leyes reglamentarias en materia educativa.

Las nuevas disposiciones consideran las demandas de la CNTE, con lo que dan oportunidad a los sindicatos de “palomear” la asignación de plazas y otorgan pase directo a normalistas para integrarse al servicio docente.

Con el voto en contra de PAN, PRI, MC y PRD, Morena mayoriteó y aprobó la Ley General de Educación, la Ley Reglamentaria del Artículo Tercero en Materia de Mejora Continua de la Educación y la Ley General del Sistema para la Carrera de los Maestros, mismas que fueron enviadas al Senado para su análisis, discusión y eventual aprobación.

La oposición reprochó el desaseo en el proceso legislativo y el contenido de las legislaciones que calificaron de inconstitucional: “Ahora sí van a regalar plazas a diestra y siniestra, porque ya la CNTE cuenta con este beneficio que el Presidente les extendió”, acusó el panista Miguel Riggs.

A la par, morenistas reprochaban desde tribuna: “De nada les sirve tener ojos azules sí son mal educados y groseros”, exclamó la legisladora Margarita García.

La ley del sistema para la carrera de las maestros —la más polémica y cuya discusión de dejó hasta el final— elimina las evaluaciones; además, cristalizan la propuesta del Presidente de dar a los normalistas pase directo a plazas en el servicio docente.

En su artículo 35 se establece el fortalecimiento de las Escuelas Normales, la Universidad Pedagógica Nacional y los Centros de Actualización del Magisterio, además establece que una vez que se defina la demanda futura por región se asignarán las plazas a egresados de esas instituciones.

La ley reglamentaria de mejora continua crea al organismo sustituto del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE), ahora llamado Sistema Integral de Formación, Capacitación y Actualización, con el que se reglamentan las evaluaciones, cuyos resultados “en ningún caso tendrán efecto sobre la permanencia en la plaza”.

La ley de educación considera la liquidación del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), encargado hasta hoy de la construcción y mantenimiento de las escuelas. En sustitución se crea el Comité Escolar de Administración Participativa.

notinucleo.com