No existen vacunas ni remedios caseros contra el coronavirus

(Agencia EFE) No existe ninguna vacuna casera para prevenir el coronavirus, como se afirma en un envío masivo de  correos electrónicos y cadenas en WhatsAppque pretende aprovecharse de la buena fe de los ciudadanos para conseguir que abran un archivo adjunto potencialmente peligroso con el señuelo de que ahí encontrarán la «receta».

En las últimas horas, muchos ciudadanos han recibido correos electrónicos en los que se les invita a abrir un archivo adjunto donde supuestamente encontrarían la receta de una «vacuna casera» para prevenir el contagio del COVID-19.

Con el asunto «Prepare la vacuna en casa para usted y su familia para evitar COVID-19», el autor de este correo malicioso afirma que «es importante tomar la vacuna casera de primeros auxilios con su familia una vez cada dos días, lo que reduce drásticamente las posibilidades de contacto con el virus».

«Se adjunta la lista de elementos necesarios, incluidas las frutas, y los procedimientos que le ayudarán a preparar una vacuna casera», asegura el texto, que anima a abrir el archivo adjunto con frases como «Los carotenoides, incluso la ovoalbúmina, que se pueden obtener de uno de los elementos enumerados en el archivo», son «una proteína de referencia esencial para los experimentos de vacunación».

«Por favor, comparta para salvar a sus seres queridos», concluye este mensaje engañoso enviado de forma masiva.

Ni caseras ni farmacéuticas

Ni existe una «vacuna casera» contra el coronavirus ni hay aún vacunas farmacéuticas disponibles para prevenir el COVID-19.

Sobre la falsedad del contenido de este correo malicioso ya ha advertido la Policía Nacional a través de su cuenta oficial de Twitter: «Por favor, ni caso a informaciones que no sean oficiales y directas; no pinches en enlaces sospechosos ni descargues archivos de origen desconocido».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte además contra la automedicación, «aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19», y subraya que todavía «no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral especifico para prevenir o tratar» esta enfermedad.

También ha insistido este miércoles en ese punto el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien ha explicado que hay varios grupos internacionales trabajando en la búsqueda de una vacuna, algunos de ellos «bastante prometedores», pero aún en las primeras fases de la investigación.

Simón ha insistido en que la vacuna ha de ser segura y tener unos efectos secundarios limitados y ha advertido asimismo de que  las empresas que la desarrollen deben tener capacidad de producción suficiente para abastecer las necesidades globales, por lo que incluso el hecho de que la vacuna exista «no implica que ya esté disponible».