El popular ‘Señor Cara de Papa’ ahora tendrá género neutro

Sin embargo, el Señor y la Señora Cara de Papa ‘no se irán a ninguna parte’ y los seguirán vendiendo.

EL FINANCIERO .- Hasbro está eliminando la palabra “señor” de su marca Sr. Cara de Papa para hacer que la popular línea de juguetes sea neutral en cuanto al género y atraiga a una base más amplia de consumidores.

A partir del otoño, Hasbro venderá los kits de la familia Cara de Papa. Vendrán con dos papas “adultas” sin género, una papa “bebé” y 42 accesorios, según una portavoz. Eso permitirá que los niños decidan el género de los padres, en lugar de que se les diga que son el “Señor” y “Señora”.

Después de que la decisión de dejar “señor” generó críticas – e innumerables bromas – en las redes sociales, Hasbro envió un tuit enfatizando que los juguetes de género no desaparecerían del todo.

El Señor y la Señora Cara de Papa “no se irán a ninguna parte” y los seguirán vendiendo, dijo la empresa.

La serie, que presenta una papa de plástico con partes removibles como anteojos, bigote, nariz y boca, también se hará de manera más sustentable, dijo este jueves la compañía en una presentación a los inversionistas. El año pasado, Hasbro dijo que los productos estarían hechos de “plástico de origen vegetal” y tendrían menos envases de plástico.

Las empresas de juguetes intentan mantenerse al día con las cambiantes preferencias de los consumidores. Mattel, el mayor competidor de Hasbro en Estados Unidos, ha visto dispararse las ventas de muñecas Barbie después de agregar una gama más amplia de tonos de piel y tipos de cuerpo. En la presentación, Hasbro dijo que en la actualidad los juguetes que reflejan los valores de los consumidores son particularmente importantes.

Los muñecos Señor Cara de Papa se vendieron por primera vez en 1952 y durante mucho tiempo han sido un éxito de ventas para el gigante de juguetes con sede en Pawtucket, Rhode Island. La línea ha sido modificada para mantenerse al día con los tiempos anteriores: en 1987, se dejó de incluir una pipa por preocupaciones sobre el tabaco. En 1992, la historia de fondo de este juguete fue reescrita para adoptar un estilo de vida más activo y romper la referencia con los “adictos a la televisión”, según Hasbro.