fbpx
alves

Por primera vez, Dani Alves habló desde la cárcel, contó lo que pasó aquella noche del 31 de diciembre de 2022 tras ser acusado por una joven de agresión sexual en el baño de la discoteca Sutton de Barcelona. El brasileño empezó pidiendo perdón a su esposa, Joana Sanz.

“A la única persona a la que tengo que pedir perdón, que es a mi mujer, Joana Sanz”, dijo Dani Alves en entrevista exclusiva para La Vanguardia.

“La mujer con la que me casé hace ocho años, con la que sigo casado, y con la que espero seguir viviendo toda mi vida. Ya le pedí perdón personalmente aquí, en prisión, pero debo hacerlo públicamente, porque la historia es pública, la ofensa es pública y ella merece esas disculpas públicas”, agregó.

El exjugador de Pumas se apegó a lo que dijo en su última declaración, que acordó con la joven mantener relaciones sexuales en el baño.

“Tengo la conciencia muy tranquila de lo que ocurrió aquella madrugada en el baño del reservado de la discoteca Sutton. Lo que ocurrió y lo que no ocurrió. Y lo que no ocurrió es que yo obligara a esa mujer a hacer nada de lo que hicimos”, indicó.

Alves aseguró que en ningún momento la joven le pidió que se detuviera ni tuviera algún gesto de querer irse. Explicó que el rasguño que presenta ella es “es por permanecer de rodillas mientras me realizaba una felación”.