fbpx
kabul

Al menos 19 personas murieron en un atentado suicida el viernes en un centro de formación para estudiantes en Kabul, en un barrio donde vive la minoría hazara, escenario de algunos de los ataques más mortíferos en Afganistán en estos últimos años.

Los estudiantes se estaban preparando para un examen cuando un atacante suicida se hizo estallar en el centro educativo. Desgraciadamente, 19 personas murieron y otras 27 resultaron heridas”, dijo Khalid Zadran, portavoz de la policía.

Este establecimiento prepara a estudiantes, de 18 años o más, a sus exámenes de acceso a la universidad.

Videos colgados en redes sociales y las fotografías publicadas por medios locales muestran víctimas ensangrentadas que eran llevadas lejos del lugar.

Fueron desplegados equipos de seguridad en el lugar, mientras las familias acudían a los hospitales para buscar a sus allegados.

En al menos un hospital, los talibanes obligaron a las familias a abandonar el lugar, por temor a un nuevo ataque contra la multitud.

El regreso al poder de los talibanes a Afganistán puso fin a dos décadas de guerra en el país y provocó una notable reducción de la violencia, aunque los retos de seguridad siguen acechando al movimiento islamista.

Los chiitas hazaras arrastran décadas de persecución, también de los talibanes, acusados de atrocidades contra esta etnia en su primer periodo en el poder (1996-2001).

Ahora, los hazaras también son blanco recurrente de los ataques del principal enemigo talibán, el grupo islamista Estado Islámico (EI).

Ambos movimientos fundamentalistas los consideran herejes.