24 de junio, día del paramédico

El 24 de junio se conmemora en México el Día del Paramédico de Cruz Roja, siendo esta organización creada Hace 155 años. Nació para atender a los soldados de guerra heridos tras la Batalla de Solferino sin distinción de bandos o nacionalidades.

La misión del Movimiento desde su nacimiento y hasta ahora, ha sido muy clara: aliviar el sufrimiento humano, y la tarea de los paramédicos es vital para esta tarea.

Después de siglo y medio de existencia, los voluntarios de Cruz Roja han pasado de los campos de batalla hasta la vida cotidiana de las personas en sus comunidades.

Hoy en día, los Socorristas y paramédicos están en calles y carreteras brindando auxilio a las víctimas de accidentes viales, en los edificios colapsados de las grandes urbes, en lo agreste de las montañas o en las impredecibles corrientes del agua. Cuando el sol abrasa o en el profundo silencio de la noche.

Pero los socorristas no siempre llevan uniforme ni van a bordo de una ambulancia. A veces también son quienes entregan una botella de agua a un migrante fatigado, quienes comparten un cobertor en una noche de frío, quienes recorren lejanos caminos para llevar alivio a quienes devastados por un desastre natural, lo han perdido todo.

Cada año miles de socorristas de Cruz Roja Mexicana auxilian a sol y sombra a miles de personas que lo necesitan. En 2017, otras 21 mil manos solidarias, se sumaron para hacer llegar ayuda a las y los afectados por el sismo 19S en el operativo más grande que la institución haya desplegado en casi un siglo de existencia en la entidad.

El Día del Socorrista es una celebración de humanidad y un reconocimiento a la generosidad de quienes se entregan con pasión para salvar vidas.