fbpx
Hay altas esperanzas en la primera vacuna contra el chikungunya

La OMS alertó en abril que enfermedades transmisibles vía mosquitos, como el dengue y el  chikungunya, podrían generalizarse a causa del cambio climático

Una nueva esperanza contra el chikungunya

Un amplio ensayo de la primera vacuna contra el virus chikungunya, que se transmite mediante mosquitos, dio resultados positivos, informó la empresa farmacéutica francesa Valneva este martes. Los resultados fueron elogiados por los especialistas, aunque el ensayo fue llevado a cabo con pacientes en Estados Unidos, donde este virus no es endémico.

El chikungunya, detectado hasta ahora en 115 países desde su descubrimiento en Tanzania en 1952, provoca fiebre y dolores articulares, y raramente tiene efectos mortales. Es transmitido al ser humano a través de mosquitos de tipo Aedes, llamado mosquito tigre, como el dengue.

Crecimiento exponencial en las Américas

Esta enfermedad, para la que no hay hasta la fecha ningún medicamento, ha crecido de forma exponencial en América. Entre enero y abril se han detectado unos 135.000 casos en este continente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los seis primeros meses de 2022 se registraron 50.000 casos en esa región.

Valneva está probando la vacuna entre adolescentes en Brasil, donde el virus es endémico, y esos resultados podrían ser “decisivos” para el futuro del medicamento.

Avances de la vacuna VLA1553

La vacuna que está desarrollando Valneva se conoce como VLA1553, y la compañía asegura que las autoridades estadounidenses podrían dar su luz verde en agosto. Este nuevo ensayo, de fase tres (última fase antes de solicitar el examen del fármaco ante las autoridades) fue inoculado a más de 4.100 adultos sanos, en Estados Unidos, donde el chikungunya no es endémico.

El 99% de los pacientes generó anticuerpos capaces de neutralizar el virus, según el estudio publicado en la revista The Lancet. La vacuna, que requiere una sola inyección, ha generado por el momento efectos secundarios similares a otros fármacos.

Impacto del cambio climático y desarrollos futuros

Los resultados son “prometedores”, explicó Martina Schneider, responsable de estrategia clínica de Valneva y autora principal del estudio. “Podría representar la primera vacuna contra el chikungunya para gente que vive en regiones endémicas, así como para viajeros”, explicó en su comunicado.

La OMS alertó en abril que enfermedades transmisibles vía mosquitos, como el dengue y el chikungunya, podrían generalizarse a causa del cambio climático. Otro medicamento contra este virus está siendo desarrollado por la farmacéutica danesa Bavarian Nordic.