Inició la temporada de arribo de la Tortuga Marina en Playas de la Costa de Chiapas

La CONANP mantiene acciones de vigilancia y conservación de esta especie en peligro de extinción

Pedro Monzón .- Ante el inicio de la temporada de arribo de la Tortuga Marina mayormente de la especie (Lepidochelys olivacea) mejor conocida como “Golfina”, las autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural, entre otras dependencias del gobierno Federal, del Estado y municipales, así mismo con la suma de voluntades de pobladores de comunidades enclavadas en la Reserva de la Biósfera de la Encrucijada en Chiapas, se refuerzan las acciones de vigilancia y conservación de estas especies marinas en peligro de extinción, mencionó Nalleli Sánchez encargada del área de Educación Ambiental de esta dependencia.

Aunque se mantiene un estricto monitoreo en playas de la costa chiapaneca, se continúa con la ilegal practica de saqueos de nidos de estas especies, por ello es importante concientizar a la población consumidora de los huevos de Tortuga a que evite hacerlo no solo por el daño que le hacen a sus salud, sino también a la grave depredación que amenaza con desaparecer este milenario animal marino.

En Chiapas anidan tres especies de tortugas marinas, entre estas son la Golfina, la Tortuga Prieta y la Tortuga Laúd, aunque la Tortuga Golfina es la especie con mayor anidación en la entidad, en comparación a las otras especies, el peso promedio que alcanza un adulto es de 40 kg, ésta especie se encuentra en peligro de extinción de acuerdo a la norma oficial (NOM-059-SEMARNAT-2010) y está protegida bajo el Decreto de Veda del 31 de mayo de 1990, en el que se prohíbe su captura y el aprovechamiento de sus huevos.

Cabe mencionar que son cuatro los campamentos tortugueros a lo largo de la costa chiapaneca, los cuales se encuentran ubicados en Puerto Arista y Boca del Cielo en el municipio de Tonalá, Costa Azul en Pijijiapan y Barra Zacapulco en el municipio de Acapetahua, protegiendo así más de 100 kilómetros de playa.