Hijos de “El Chapo” Guzmán organizan posada en nombre de su papá, pese a la recompensa de EU

Durante la celebración organizada por Ovidio, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán se rifaron ocho carros último modelo, refrigeradores, pantallas gigantes de televisión, juguetes, bocinas, bicicletas y todo tipo de enseres.

PROCESO .- Dos días después de que el gobierno de Estados Unidos ofreciera una recompensa de cinco millones de dólares por información que lleve a la captura de los hijos del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ovidio, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, vástagos del narcotraficante, organizaron una presunta posada en la sierra de Sinaloa.

La celebración comenzó el pasado viernes 17 de diciembre a las 19:00 horas en una comunidad rural perteneciente a Culiacán, entre las sindicaturas de Costa Rica y El Dorado, confiaron fuentes periodísticas a Proceso.

Durante la reunión que se prolongó al menos hasta el sábado en la tarde, se rifaron ocho carros último modelo y centenas de electrodomésticos, desde refrigeradores hasta pantallas gigantes de televisión, juguetes, bocinas, bicicletas y todo tipo de enseres, según las fotografías a las que Proceso tuvo acceso.

Todos los artículos estaban rotulados con calcomonías doradas con las iniciales JGL que corresponden al nombre de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, según revelan las imágenes.

En un tuit de la periodista Fanny Martínez, se puede observar a los músicos y cantantes de las bandas sinaloenses Los Nuevos Rebeldes y Revolver Cannabis actuar en vivo, además de que se pueden observar cuatro carros que estaban listos para la rifa con un gran moño rojo, decorando las carrocerías blancas y rojas.

También se pueden observar centenas de cajas con los regalos que fueron entregados a los asistentes, así como a unos pocos organizadores. Las videograbaciones y fotografías están cuidadas para que no se vean rostros de los beneficiarios  y tampoco es posible observar a personas armadas ni mucho menos a alguna autoridad.

Fuentes de inteligencia del gobierno de Sinaloa señalaron que la posada de “Los Chapitos” en honor a su padre tiene como fin preservar la base social creada por el exlíder del Cártel de Sinaloa mientras estuvo al frente de esa organización criminal.

La posada se realizó sólo dos días después de que el gobierno de Joe Biden firmara una orden ejecutiva en la que se declara al Cártel de Sinaloa y a otros grupos delictivos como una amenaza para la seguridad nacional de ese país, debido al tráfico de fentanilo que está matando a miles de jóvenes en territorio estadounidense.

Además, se anunció una recompensa individual de cinco millones de dólares por información que sirva para la localización y captura de los cuatro hijos de “El Chapo” Guzmán, a quienes se considera como herederos de su imperio criminal: Ovidio Guzmán López, “El Ratón”; Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “Alfredillo”; Iván Archivaldo Guzmán Salazar, “El Chapito”, y Joaquín Guzmán López, el menos visible de los hermanos.