El ISSSTE asegura que México ya vive cuarta ola por COVID-19

La presencia de las variantes Delta y Ómicron provocaría un aumento exponencial en los contagios, de acuerdo con el Instituto, por lo que llamó a su personal a preparase.

EXPANSIÓN .- El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) advirtió a su personal que el país ya vive la cuarta ola de la pandemia por COVID-19.

Además, el Instituto de salud federal hizo un llamado a todas sus unidades médicas a prepararse de la mejor manera posible para una probable y pronta conversión hospitalaria para la atención de pacientes con esta enfermedad.

En el Oficio Interno No. DNS/039/2022, fechado este domingo 2 de enero y con el asunto: “Preparación ante el repunte de casos por COVID-19″, la institución de salud indicó que durante los últimos días se registró un “incremento constante” de contagios con “manifestaciones clínicas leves y ambulatorios” en todo el territorio nacional.

El ISSSTE afirmó que la nueva variante Ómicron se transmite con mayor velocidad que las anteriores detectadas y eso provocará más casos leves con “manifestaciones clínicas bronquiales en lugar de pulmonares”.

“ … se traducirá en un incremento de las consultas ambulatorias en unidades de primer y segundo nivel con atención de medicina familiar, por lo que se deberá reforzar la atención en las áreas de triage para el correcto diagnóstico y derivación de los pacientes a donde corresponder”, se lee en el documento.

El Instituto urgió a las direcciones de Hospitales Generales, regionales, del Centro Médico Nacional “20 de noviembre”, de clínicas hospital y clínicas de medicina familiar a prepararse para enfrentar esta nueva etapa de la emergencia sanitaria.

Se prevé que el aumento en el número de hospitalizaciones crezca debido a que en el país circulan dos variables del virus del SARS-Cov-2, como es la Delta y la Ómicron, esta última de mayor contagio.

Este llamado del ISSSTE para estar listos ante una eventual cuarta ola de la pandemia en el país, se contrapone con lo dicho hasta hoy por las autoridades de la Secretaría de Salud quienes han aceptado un incremento en los casos, pero no una nueva ola de contagios.