fbpx
ONG estima que hay 18,000 haitianos varados en la frontera sur de México

Se estima que 2.76 millones de migrantes indocumentados detenidos en la frontera de Estados Unidos con México.

EFE.- Cerca de 18,000 migrantes haitianos están varados en Tapachula, en la frontera sur de México, ante las nuevas restricciones migratorias de Estados Unidos y la inacción de las autoridades mexicanas, estimó este lunes el Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos.

El presidente del comité, Wilner Metelus, aseguró que en Tapachula hay miles de haitianos que no salen a las calles porque no tienen documentos migratorios, otros tienen problemas de salud y otros tantos siguen llegando pese a las dificultades.

“Los migrantes son personas que han salido de sus países por problemas de violencia, económicos y, si no hay solidaridad con los migrantes, los únicos que se podrían beneficiar son los criminales ya que hoy en día hay nuevas rutas por parte de los delincuentes contra los extranjeros”, declaró a medios.

Metelus empezó una gira por Tapachula desde este lunes hasta el miércoles para reunirse con migrantes de Haití, África y otros afrodescendientes.

Su principal petición a las autoridades mexicanas es que agilicen los trámites para los haitianos, que haya servicios de salud y que las personas puedan conseguir empleo.

Sostuvo que los haitianos requieren documentos para trabajar y sobrevivir, porque están “sufriendo mucho”.

A la vez, pidió a la Guardia Nacional y al Instituto Nacional de Migración (INM), suspender la detención de haitianos, africanos y otros migrantes porque no son una amenaza.

Además, pidió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, liberar a los migrantes retenidos en la estación Siglo 21 del INM, a la que llamó “campo de concentración”.

Lut Mani Chávez, migrante haitiano con más de 2 meses varado en Tapachula, contó que su situación es difícil porque no hay dinero, empleo, ni servicios necesarios para migrantes en la región.

Este migrante se mantiene a las afueras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), a la espera de seguir su trámite, al igual que cientos de personas de Centroamérica, Suramérica y otros países.