Será más barato para aerolíneas volar en Santa Lucía que en AICM, asegura Volaris

‘Hemos hablado con el gobierno de una estructura de costos para nosotros que podría ser viable’, dijo Enrique Beltranena, director general de Volaris, en entrevista.

EL FINANCIERO .- Para Enrique Beltranena, director general de Volaris, la decisión de volar desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Santa Lucía, consistió en una decisión de negocios, en la que la aerolínea ve un mercado potencial de 4.8 millones de pasajeros, de los cuales, espera movilizar a 250 mil en su primer año de operaciones desde ese puerto aéreo hacia un par de destinos: Tijuana y Cancún.

En entrevista exclusiva para El Financiero, Beltranena reveló que la estructura de costos del aeropuerto en Santa Lucía será sustancialmente más baja que la del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

“De momento hemos hablado (con el gobierno) de una estructura de costos para nosotros que podría ser viable para poder llevar a rentabilidad estas rutas. Incluye todos los costos de operar en el aeropuerto, de aterrizajes, pistas, navegación aérea, utilización de ‘gates’, luminarias, equipaje”, detalló Beltranena este miércoles después del anuncio de la aerolínea.

El gobierno federal ha señalado en varias ocasiones que brindará incentivos y menores costos a las aerolíneas para que estas vean en el nuevo aeropuerto una opción para abrir nuevas rutas aéreas.

Aunque las tarifas aeroportuarias no se han hecho públicas, Beltranena indicó que la estructura de costos para las aerolíneas es más “viable” en Santa Lucía que en el aeropuerto capitalino.

A partir del 21 de marzo, fecha prevista para la inauguración del AIFA, Volaris operará dos rutas desde ese aeropuerto, con lo que se convierte en la primera aerolínea en confirmar vuelos desde el nuevo puerto aéreo, que ha sido criticado por expertos nacionales e internacionales.

No obstante, el director general de Volaris aseguró que la empresa verificó que las rutas de aproximación y despegue garantizaran la seguridad aérea de sus vuelos.

Sentimos que la seguridad operacional está al nivel de poder tomar una decisión; hay cosas que todavía hay que trabajar: sabemos que vamos para allá. Hay que detonar este proceso, hay servicios que están instalados, la torre de control está montada, hemos visto las cosas funcionar, pero hay que hacer pruebas, trabajar bastante en los siguientes seis meses”, agregó Beltranena.

Pese a esos pendientes -que deberán estar resueltos antes del inicio de operaciones-, el director general de Volaris precisa que era importante establecer la fecha de arranque de los vuelos para comenzar a vender los boletos y cubrir la oferta que hasta ahora es de un par de vuelos diarios.

“Creemos que dentro de esta decisión de negocios, el marco de seis meses era lo que necesitábamos para ir evaluando y midiendo lo que va a ir sucediendo con esas rutas (desde Santa Lucía)”, aseguró Beltranena.

El objetivo de la aerolínea no es, por ahora, reducir su oferta desde el aeropuerto de la Ciudad de México y enviarla al de Santa Lucía, sino adicionar más rutas para captar un mayor número de viajeros: primero, de la zona aledaña al AIFA y, después, atraer a más usuarios si la opción de viajar desde Santa Lucía les resulta más cómoda.

Beltranena espera que otros costos para el viajero sean menores en comparación con las del AICM, como la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), que representa hasta el 60 por ciento del precio final de un boleto de avión, un costo que es entregado a la administración del aeropuerto.

“Yo esperaría que sí, que la TUA sea más barata, creo que debe haber un diferenciador importante en este monto”, comentó Beltranena.

El aeropuerto de Santa Lucía pretende iniciar operaciones el 21 de marzo del año siguiente, con una capacidad, en su primera fase, de 19 millones de pasajeros al año, un estimado que se pretende pueda cubrirse en la primera década de su funcionamiento.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) es la concesionaria, a través de la empresa AIFA S.A. de C.V, del aeropuerto ubicado en la base aérea militar 1.

Y será dicha empresa la que establezca los lineamientos de operación, costos, beneficios y subsidios para las empresas aéreas que decidan volar desde el nuevo puerto aéreo.

Reto: ¿Cómo llegar al AIFA?

Una de las preocupaciones del gobierno federal son las rutas de acceso carretero -y la construcción de un ramal del Tren Suburbano- hacia el nuevo aeropuerto desde distintos puntos de la Ciudad de México.

Sin embargo, para el director general de Volaris, las vías para llegar al AIFA “están avanzando”.

“Cuando comenzamos en Toluca estábamos igual. Cuando arrancamos en algunos aeropuertos en el interior de la república algunos pasos a desnivel o los distribuidores viales no estaban terminados, pero se va a adelantando poco a poco, estamos en octubre, estamos a seis meses y aún hay mucho trabajo por hacer”, dijo Beltranena.