Una mujer demanda al rapero Chris Brown por una presunta violación en Miami

La modelo acusa al artista de haberla drogado en un yate y pide 20 millones de dólares

EL PAÍS .- Una mujer ha interpuesto una demanda por 20 millones de dólares (unos 18 millones de euros) contra Chris Brown, en la que acusa al rapero estadounidense, exnovio de Rihanna, de haberla drogado y violado en un yate en Miami, informaron este viernes medios estadounidenses.

La demandante, una bailarina profesional y modelo de 30 años que no es identificada en la querella, sostiene que los hechos ocurrieron en diciembre de 2020 en una fiesta que se celebraba en un yate atracado frente a la vivienda en Miami del también rapero estadounidense Diddy, cuyo verdadero nombre es Sean John Combs.

La mujer, según la demanda, fue invitada a la fiesta por un amigo a través de una llamada durante la cual luego el propio Brown le dijo que había oído que quería iniciar una carrera musical y la instó a acudir a la fiesta. Una vez a bordo del yate, la mujer fue llevada a la cocina por el cantante, que le sirvió una bebida hasta en dos ocasiones, tras lo cual empezó a sentirse “desorientada, físicamente inestable y comenzó a quedarse dormida”, según el escrito. La mujer alega que posteriormente Brown la llevó a un dormitorio mientras ella se encontraba drogada y casi inconsciente, cerró la puerta, le impidió salir, la desvistió y la violó.

En la demanda se detalla que Brown eyaculó dentro de ella, tras lo cual se levantó y le dijo: “He terminado”. Al día siguiente le mandó un mensaje de texto en el que le escribió que tomara una píldora anticonceptiva, lo que hizo la mujer, quien ahora pide 20 millones de dólares (unos 18 millones de euros) por daños y señala que el hecho le dejó “severa angustia emocional”.

“Espero que todos vean este patrón”, manifestó Brown en su Instagram Stories, tras lo cual agregó que cada vez que publica nueva música “ellos intentan sacar algunas tonterías de verdad”, sin dar más detalles. El rapero, según medios especializados, prevé publicar este año su décimo álbum de estudio.

La demanda se suma a la lista de hechos problemáticos en los que ha sido protagonista el artista, quien durante años y de forma intermitente fue pareja de la cantante Rihanna, a la que agredió en 2009, en un caso en el que se declaró culpable y cumplió cinco años de libertad condicional. En 2019, fue detenido en París y luego puesto en libertad sin cargos después de que una mujer de 24 años le acusara de haber abusado de ella de forma “brutal y violenta” en una habitación de hotel. Tres años antes, fue detenido por amenazar a otra mujer con una pistola, mientras en 2017 le apresaron en West Palm Beach, en Florida, a causa de una orden de arresto que pesaba sobre él por presuntamente haber golpeado un año antes a un fotógrafo. Salió en libertad tras pagar una fianza de 2.000 dólares (cerca de 1.800 euros).