AMLO: las grandes transas siempre llevan el visto bueno del presidente

El Presidente negó que los mandatarios no se enteren de los grandes casos de corrupción, pues siempre los «grandes negocios», llevan el visto bueno del Ejecutivo.

Las grandes «transas» que se hicieron en México llevaron el visto bueno de los presidentes de la República, afirmó Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que no es posible que éstos puedan o intenten argumentar que no supieron de actos de corrupción de sus subalternos, porque «el Presidente se entera de todo».

En su visita al hospital rural de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en Oaxaca, afirmó que se debe dar el ejemplo desde arriba, es decir desde la Presidencia.

«Los grandes negocios, las grandes transas que se llevan a cabo en México, en el país, siempre llevan el visto bueno del Presidente de la República, nada que no se entera. El Presidente de México sabe todo lo que está sucediendo, tiene todos los elementos, toda la información, entonces si arriba no hay corrupción, sí el Presidente es honesto, abajo tiene que haber también honestidad», puntualizó.

Advirtió que ni él ni su gobierno van a ser alcahuetes de corruptos, a quienes se les tiene que llamar por su nombre, unos viles ladrones.

En la sierra sur oaxaqueña, López Obrador llamó a los servidores públicos a resistirse a las tentaciones del dinero y del poder. Resaltó que el juicio histórico a un dirigente político concluye hasta la muerte.

«Suele pasar que una persona se comporta de una manera antes de tener un cargo y ya cuando tiene un cargo es como si se subiera a un ladrillo y se mareara, por eso es muy importante mantener los principios, los ideales. No mentir, no robar, no traicionar al pueblo… hasta el final».

Manifestó que la fórmula para sacar a México del atraso es sencilla, es combatir la corrupción, pues de otra manera ningún presupuesto alcanza para resolver los grandes problemas nacionales.

Tamién criticó a los ex presidentes por haber endeudado al país. Comentó que la deuda con Vicente Fox fue de 1.7 billones de pesos; pero con Felipe Calderón subió a 5.2 billones, 200 por ciento más, mientras que Enrique Peña Nieto dejó una deuda de 10 billones de pesos, de la que sólo este año se deben pagar 600 mil millones de pesos de intereses, equivalente al presupuesto de una década del estado de Oaxaca.

Por otra parte, reiteró que enviará una iniciativa al artículo 28 constitucional con el fin de prohibir las condonaciones de impuestos a grandes contribuyentes.

El Presidente además pidió no ver a los soldados con malos ojos, pues recordó que son pueblo uniformado y destacó su contribución en temas de seguridad. Manifestó que si no fuera por Sedena y Marina no se podría atender el problema del huachicol ni se conformaría la Guardia Nacional.

notinucleo.com