fbpx
PROSTATA

En Noviembre, Mes de la Salud Integral del Hombre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas llama a la población masculina a informarse sobre los padecimientos más comunes del género, como el cáncer de próstata, y a conocer acciones de detección oportuna, así como tratamientos que ofrece el Instituto.

“El cáncer de próstata ocupa el tercer lugar entre las anomalías cancerígenas con mayor prevalencia en hombres, sólo por detrás del cáncer pulmonar y de colón. Por lo general, no suele presentar signos o síntomas evidentes e incluso si los presenta son confundibles con otras enfermedades; por ello, en caso de contar con antecedentes heredo familiares, es importante comenzar a checarse a partir de los 40 años y en caso contrario a partir de los 50”, informó José Joaquín Farrera Torija, médico urólogo adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 2 del IMSS.

Añadió que el Instituto ofrece herramienta de detección desde el Primer Nivel de Atención en la Unidad de Medicina Familiar (UMF), a través de la toma de una muestra de antígeno prostático específico, con el que se miden ciertos parámetros bioquímicos que ayudan al diagnóstico del cáncer de próstata.

El especialista en Urología explicó que, en el Segundo Nivel de Atención, en los Hospitales Generales de Zona (HGZ), los especialistas amplían la batería de procedimientos diagnósticos como la exploración física táctil, estudios radiográficos, de imagen y extracción de muestras, que sirven para detectar o descartar anomalías en la próstata.

En caso de que el resultado sea positivo a una anomalía prostática maligna correspondiente a cáncer, los especialistas realizan una estadificación clínica y en base a eso otorgan tratamientos específicos a los pacientes, que van desde terapia hormonal, con medicamentos ingeridos y subcutáneos, hasta la extirpación radical de la próstata, esto para buscar revertir el avance de la enfermedad y ofrecer una buena calidad de vida al paciente.

“Como con todos los tipos de cáncer, mientras más temprano sea la detección, los médicos podremos ofrecer un manejo clínico más eficaz y, por lo tanto, el pronóstico de recuperación puede ser mejor para el paciente; por ello, reiteró la invitación a los hombres de 50 años o más a visitar a su médico familiar y solicitar una prueba de antígeno y a que conozcan las afecciones de sus familiares de primera línea, para así saber si deben acudir al médico con mayor prontitud”, finalizó Farrera Torija.