La crisis energética de Texas empeora cada vez más en medio de una ola de frío extremo

La carga en el sistema eléctrico cayó durante la noche al nivel más bajo desde la madrugada del lunes.

Las consecuencias económicas se expanden con afectaciones en: producción petrolera, futuros de trigo, vacunas contra COVID, y empresas como Amazon.

EL FINANCIERO .- La crisis energética que ha dejado sin electricidad a millones de hogares y empresas en Texas y en todo el centro de Estados Unidos durante días está empeorando, no mejorando.

El operador de la red de Texas cortó el suministro eléctrico a 2.8 millones de hogares la mañana de este miércoles, solo unas horas después de restablecer el servicio a 700 mil hogares. La carga en el sistema eléctrico del estado cayó durante la noche al nivel más bajo desde la madrugada del lunes, cuando la agencia implementó cortes para evitar el colapso total de la red en medio de una ola de frío extremo.

Los datos indican que la agencia ha logrado escasos o ningún progreso para restablecer la luz y la calefacción. Alrededor de 46 gigavatios de generación estaban desconectados a las 9:oo horas (tiempo local), suficiente para abastecer a 9.2 millones de hogares.

Mientras tanto, las consecuencias económicas se expanden. La producción de petróleo en Estados Unidos se ha desplomado en un tercio. El fracking en las principales áreas de esquito del país se ha detenido. Los futuros del trigo subieron al tiempo que la ola polar afecta los embarques de granos. Los envíos de vacunas contra el coronavirus se han retrasado y Amazon cerró instalaciones desde Illinois hasta Texas.

“La crisis energética actual es mucho más grande de lo que la mayoría de la gente cree. Esta es una crisis global”, escribió en una nota Paul Sankey, analista del sector petrolero de Sankey Research. “El mayor corte de energía en la historia de Estados Unidos en medio de un invierno brutal, a nivel mundial. Estén atentos, esta crisis apenas está comenzando”.

Debido a que los cortes se han extendido más allá de Texas a los sistemas de energía vecinos, hasta 3.4 millones de clientes en tres estados se encuentran sin electricidad en este momento, según el portal PowerOutage.US, lo que equivale a un total de 10 millones de personas, en función del tamaño del hogar promedio.

El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas, que administra la red principal del estado, no ha entregado una fecha estimada de cuándo se restablecerá la electricidad, o si alguna de las 185 unidades generadoras de energía que se apagaron en los últimos días han vuelto a funcionar.

Cerca de 28 gigavatios de generación térmica, como el gas y el carbón, se encuentran inoperativas debido a que los instrumentos están congelados, existe escaso suministros de gas y la presión del gas es baja. Las turbinas congeladas y los paneles solares helados han ocasionado el cierre de 18 gigavatios de energía renovable.