Durante la pandemia el SAT caza a deudores de manera virtual

El Universal .- Para no perder tiempo y dinero, el fisco se las ingenió durante la pandemia y recurrió a la tecnología para seguir su trabajo.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó a los contribuyentes que no se dejaría de hacer las entrevistas de vigilancia profunda que hace cuando necesita comprobar la existencia de discrepancias fiscales.

La vigilancia profunda comprende entrevistas para aclarar dudas que tiene el SAT sobre los ingresos obtenidos por un contribuyente, sus gastos y lo reportado en sus declaraciones de impuestos.

Se le cita en las oficinas de la autoridad fiscal para una entrevista de vigilancia profunda, en la que se le muestran sus movimientos y lo que debe pagar de impuestos si es que tiene un adeudo de acuerdo con las cuentas del fisco.

Pero con la contingencia sanitaria y las medidas de sana distancia, las entrevistas presenciales se modificaron a virtuales por medio de Microsoft Teams.

Y para ello, el SAT difundio un Manual de Acceso a Teams del Contribuyente para darle continuidad al trabajo del personal que se encarga de la vigilancia profunda con los causantes.

Tan sólo durante 2019, el SAT percibio un monto total de 39 mil 569 millones de pesos por actos realizados a través de las entrevistas con contribuyentes, frente a los 32 mil 628 millones de pesos que reportó en 2018 por esa misma vía.

Las entrevistas con contribuyentes, mediante las cuales les exhiben adeudos por diferencias entre lo declarado y lo detectado por la autoridad, es el segundo mecanismo más efectivo que deja recursos por tipo de acto de fiscalización después del correo electrónico.

Los datos más recientes del SAT sobre los ingresos tributarios obtenidos por este mecanismo de vigilancia profunda indican que al cierre del primer semestre de 2020 se condiguieron un poco más de 15 mil millones de pesos.

A medida que avanzaba el presente año se estaba incrementando la recaudación mediante esta vía, con un promedio mensual de más de 2 mil millones de pesos.

En marzo de 2020, la verificación de obligaciones por vigilancia profunda subió a 3 mil 822 millones de pesos, monto que disminuyó en los siguientes meses debido a los efectos de la crisis sanitaria por el virus SARS-CoV-2.

Si bien las funciones del Servicio de Administración Tributaria fueron declaradas como actividad esencial durante la pandemia, se tomaron medidas precautorias para evitar el contagio del Covid-19 entre el personal.

La atención al público en las oficinas se restringió y parte del personal trabajó desde su casa.

Se limitaron las citas y servicios, y se dieron las facilidades digitales para atender a los contribuyentes.