fbpx
chucherias

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a la población evitar el consumo de refresco para no desarrollar enfermedades crónico-degenerativas, con la intención de gozar de una mejor calidad de vida. Los refrescos y jugos procesados resultan agradables al sentido del gusto; sin embargo, contienen niveles muy elevados de azúcar, sodio y calorías, lo que ocasiona que tomarlas en mayor cantidad sea perjudicial para la salud.

Asimismo, se mencionó que se ha demostrado que ingerir niveles altos de azúcares produce obesidad, trastornos metabólicos y caries; a su vez, la obesidad se relaciona con diabetes tipo II, hipertensión, dislipidemias, algunos tipos de cáncer y con una inflamación crónica que debilita la respuesta inmune

La presencia de estas patologías y las afectaciones al sistema inmune tienen mayor relevancia en el contexto actual de la pandemia por COVID-19, ya que se consideran comorbilidades que agravan las consecuencias generadas por el virus.

Se señaló que existen alternativas saludables que la población puede seguir como tomar agua natural, hacer infusiones de frutas o té helado, hacer limonada o naranjada con fruta natural y agua mineral que además de deliciosas resultan beneficiosas para nuestro cuerpo.