fbpx
Dinosaurio

Un segundo asteroide pudo provocar la extinción de los dinosaurios: Científicos

Cuando un asteroide se estrelló contra lo que ahora es el golfo de México hace 66 millones de años y acabó con los dinosaurios, ¿tenía un compañero?, ¿Fue la Tierra bombardeada en ese terrible día por más de una roca espacial?

El descubrimiento de lo que parece ser un segundo cráter de impacto al otro lado del Atlántico, de una edad muy similar, plantea estas preguntas. No es tan grande como el que conocemos en Chicxulub, México, pero aun así habla de un evento catastrófico.

Bautizado como Nadir, este cráter se encuentra más de 300 metros por debajo del lecho marino, a unos 400 kilómetros de la costa de Guinea, en África occidental. Con un diámetro de 8,5 kilómetros, es probable que el asteroide que lo causó tuviera algo menos de medio kilómetro de diámetro.

La depresión oculta fue identificada por Uisdean Nicholson, un investigador de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo, Escocia. Había estado analizando datos de estudios sísmicos, buscando un lugar para perforar, para comprender mejor los cambios climáticos pasados en la Tierra.

Dichos estudios, obtenidos con frecuencia por buscadores de petróleo y gas, registran las diferentes capas de roca y sedimentos subterráneos, a menudo a una profundidad de varios kilómetros.

“Estas encuestas son como un ultrasonido de la Tierra. Probablemente pasé los últimos 20 años interpretándolas, pero nunca había visto nada como esto”, le dijo Nicholson a la BBC.

“La forma de Nadir es el diagnóstico del impacto de un asteroide. Tiene un borde elevado que rodea un área central levantada y luego capas de escombros que se extienden hacia afuera”, explicó.

Se estima que el asteroide que creó el cráter Chicxulub en el golfo de México tenía unos 12 kilómetros de diámetro. Abrió una depresión de 200 kilómetros de ancho y, en el proceso, desencadenó poderosos temblores de tierra, tsunamis y una tormenta de fuego global.

El impacto arrojó tanto material polvoriento al cielo que la Tierra se hundió en un profundo congelamiento. Los dinosaurios no pudieron sobrellevar el choque climático. En comparación, los efectos de un asteroride capaz de provocar un cráter del tamaño de Nadir habrían sido mucho menores.

“Nuestras simulaciones sugieren que este cráter fue causado por la colisión de un asteroide de 400 metros de ancho en 500-800 metros de agua”, explicó Veronica Bray, de la Universidad de Arizona.

“Esto habría generado un tsunami de más de un kilómetro de altura, así como un terremoto de magnitud 6,5, aproximadamente. La energía liberada habría sido alrededor de mil veces mayor que la de la erupción y el tsunami de enero de 2022 en Tonga”, dijo.

El equipo de Nicholson tiene que ser cauteloso al vincular los dos impactos. A Nadir se le ha dado una fecha muy similar a Chicxulub con base en un análisis de fósiles de edad conocida que fueron perforados en un pozo cercano.