fbpx
EU presiona a México para entrega de agua

En medio de la sequía en Norteamérica agravada por el cambio climático, Estados Unidos voltea al reseco norte de México para solucionar su escasez de agua.

Ya sea mediante acuerdos y convenios que beneficien a ambas partes, o con presiones, demandas y exigencias de represalias, los estadunidenses quieren que el norte de México les ceda agua o se las entregue con carácter de urgente y en cumplimiento de recursos hidráulicos.

Baja California dejará de recibir casi 500 millones de metros cúbicos de agua a través de la frontera a lo largo de tres años, a cambio de 65 millones de dólares que se usarán para mejorar infraestructura de recursos hidráulicos, de acuerdo con información de la Comisión Internacional mexicana de Límites y Aguas (CILA).

Mientras que Estados Unidos usará el flujo sobre el río Colorado en el estado de Colorado para nueva generación de energía, los agricultores del Valle Mexicali descansarán sus tierras durante esos 36 meses.

El acuerdo quedó comprendido este año en el Acta 330 de la Conagua, el cual se alcanzó después de dos años consecutivos de que EU redujo en 5 y 7% la entrega de agua del río Colorado a México. Según acuerdos  históricos entre las CILAs de los dos países, EU entregaría a México 10% del flujo del río Colorado a la altura de la frontera entre los estados de Baja California y Sonora.

Pero el sobrecalentamiento terrestre con la consecuente sequía y el consumo excesivo han reducido el nivel del Colorado a niveles históricos.

Este es el tercer año consecutivo de recortes de agua del Colorado a México. En el 2024 México tiene una reducción de 99 millones de metros cúbicos de agua, que aunados a casi 500 millones de metros cúbicos en el acuerdo binacional, se traduce en cerca de 600 millones de pies cúbicos de agua.