fbpx
nasa

El telescopio espacial James Webb de la NASA lleva operando alrededor de dos años durante los cuales ha llegado a donde ningún ser humano lo había logrado mostrando estrellas que existieron hace miles de años mientras explora el espacio profundo, donde espera hallar el enigma del origen del universo.

Y aunque este instrumento le ha regalado a la humanidad un conocimiento invaluable, al igual que las increíbles imágenes del cosmos que comparte constantemente, ahora los científicos están enfocados en su próxima herramienta para explorar la vida extraterrestre.

De acuerdo con un astrofísico que colabora con la agencia espacial en la búsqueda de exoplanetas similares a la Tierra, el futuro telescopio de la NASA, el Observatorio de Mundos Habitables (HWO), podría descubrir evidencia de vida extraterrestre “en nuestra generación”.

¿Cómo logrará la NASA detectar vida extraterrestre?

Este verano, la NASA pondrá en marcha tres contratos por un total de 17.5 millones de dólares para construir el hardware de última generación del HWO y el software necesario para obtener datos detallados de exoplanetas cercanos en el futuro.

Los expertos creen que, en los próximos 15 años, de cara a que el HWO entre en funcionamiento, es probable que se enfrente a muchos competidores, como aquellos que sostienen que ya se ha encontrado vida extraterrestre en el exoplaneta K2-18b.

Imagen intermedia

El exoplaneta K2-18b ha encendido debates sobre el hecho de que pudiera albergar vida luego de que el James Webb arrojará datos al respecto en una nueva investigación que será publicada en Astrophysical Journal Letters.

En tanto, la red de la NASA continúa elaborando estrategias sobre cómo HWO podría proporcionar mejor una prueba definitiva de la existencia vida en otros planetas.

La astrónoma de la Universidad de Berkeley, la Dra. Courtney Dressing, codirectora del Equipo de Revisión de Arquitectura Científica (START) de HWO, propuso equipar a HWO con la capacidad de detectar una amplia variedad de gases producidos por seres vivos en un planeta, clasificados como “biofirmas” por los expertos.

 “Los llamados gases “biogénicos”, producidos por organismos vivos; aerosoles y otros contaminantes transportados por el aire; “biofirmas superficiales”, como el calor infrarrojo producido por la vegetación, y “tecnofirmas” más artificiales que serían producidas por una raza extraterrestre civilizada, todas “podrían ser detectables con HWO”, señaló el Dr. Dressing.

Para lograrlo, los expertos coinciden que es necesario contar con información adicional sobre el planeta y el sistema planetario y descartar falsos positivos, por lo que se cree que HWO podría encontrar pruebas de vida extraterrestre poco tiempo después de su lanzamiento en 2040.